En el cruce de la calle del Mar con la antigua carretera N-340 (avenida Marqués de Tamarit), en la casa familiar de principios del siglo XVIII, ofrecemos desde el verano de 1963 nuestro pollo a l’ast sazonado con orégano y ajedrea. Una exitosa receta de la bisabuela Fina que proviene de la localidad gerundense de Camprodón, lugar al que se trasladaba cada verano la familia a la que servía.

Nuestra cocina es de estilo tradicional, con productos frescos y de proximidad, huyendo de preparados industriales y con un especial cuidado por las intolerancias alimentarias. Croquetas, ensaladas, canalones, guisos, todo está hecho con su sabor particular.

En la tienda os ofrecemos los platos para llevar o quedaros  en nuestro singular comedor, abierto a la calle y a la vida del pueblo.

Nuestros padres Cisco y Fineta, junto con nuestros hermanos mayores Quico y Magda, abrieron el establecimiento en julio de 1962 con la venta al detalle de pollo crudo y huevos frescos provinientes de nuestra propia granja. Los primeros turistas extranjeros, entonces hospedados en campings, comenzaron a demandar pollo a l’ast, para ellos de consumo común. Así, al verano siguiente empezó a girar una entrañable asadora de cuatro pollos. Aquellos primeros clientes comían improvisadamente en un pequeño jardín frente a la tienda, que poco después cubriríamos con un porche de arquitectura tradicional catalana, convirtiéndolo en nuestro actual comedor.

Despues de casi 60 años fieles a nuestras raíces y manera de hacer, confiamos en continuar acompañando vuestros buenos momentos en la mesa, en el camping y en la playa.

Primera Tarjeta Granja Sant Francesc

Primera tarjeta de Granja Sant Françesc

 
Primera Licencia de Apertura

Licencia de apertura